Galletas de almendra crujientes

Galletas de almendra crujientes

Unas galletas ideales para el desayuno y mojar en un gran vaso de leche o para las meriendas a media tarde.

Estas galletas de aspecto rústico están riquísimas. A nosotras nos gusta que sean crujientes y en nuestra búsqueda haciendo pruebas, no siempre exitosas, de vez en cuando damos con recetas que funcionan. Ésta es una de ellas. Una galleta con cuerpo, crunchy y con todo el sabor de la almendra y un perfume de vainilla.

Como todas las galletas no necesitas demasiados utensilios de cocina ( un bol y poco más) y en unos minutos tienes una masa maleable para ir haciendo bolitas y dando la forma que prefieras. Es una actividad que disfrutamos mucho haciendo con los niños. La cocina es siempre un nexo de unión y es algo que ha estado siempre presente en nuestra vida, primero con nuestra madre y después con nuestros hijos. 

Así que todo son ventajas, diversión mientras las hacéis y disfrute cuando las coméis. ¡Ponte en marcha y nos lo cuentas!.

para unas 25/30 unidades // tiempo de preparación: 15 min. //
Tiempo de cocción: 15min// desayunos y meriendas

  • 1 huevo
  • 200g harina de trigo integral
  • 40g harina de almendras
  • 5g levadura repostería
  • 100g de mantequilla pomada
  • 50g de panela o azúcar de coco
  • unas gotas de esencia de vainilla 
  • 10g de leche
  • una pizca de sal
  • almendras laminadas para decorar
  1. Metemos todos los ingredientes en un bol y mezclamos bien hasta conseguir una masa. 
  2. Formamos bolitas y colocamos sobre un papel vegetal. Luego las estiramos hasta dejarlas finas, bien aplanándolas con la mano o colocando film (o papel vegetal) encima y pasando el rodillo.
  3. Decoramos con almendra laminadas. 
  4. Horneamos a 170-180 precalentado posición arriba y abajo hasta que se doren ligeramente. Unos 15 minutos aproximadamente vigilando de cerca la cocción porque dependerá de nuestro horno.

TIPS: Puedes graduar el dulzor añadiendo más azúcar si las quieres más dulces. Nosotras intentamos siempre rebajarlo y es así como nos gusta pero se puede adaptar al gusto de cada uno.