Pastéis de nata portugueses

Pastéis de nata portugueses

Estos pastelitos típicos de Portugal serán vuestra debilidad. Son una auténtica delicia, cremosos y tiernos. Un bocado que se funde en la boca.

Hace ya bastantes años fuimos a Portugal y los probamos por primera vez. Nos encantaron pero nunca nos habíamos animado a prepararlos. Por casualidad encontramos dos baldosas que compramos en Lisboa y los recordamos. Una excusa perfecta para hacerlos. El resultado fue un éxito total, volaron en media hora. Y es que son irresistibles.

Tienen una base de hojaldre y están rellenos de una crema con un toque de vainilla que aromatiza toda la casa cuando los horneas. Una buena receta para estos días que ya no hace tanto calor o para un día de lluvia. 

Así que, ¡encended vuestros hornos y manos a la obra!.

para unos 20 pasteles pequeños// tiempo de preparación: 20 min. Tiempo cocción: 15min // postre

  • 1 lámina de hojaldre
  • 40g de maizena
  • 300 ml de leche entera
  • 100 ml de nata líquida
  • 100ml agua
  • 150 g de azúcar
  • 5 yemas de huevo
  • 1 vaina de vainilla o esencia de vainilla
  • Azúcar glas para espolvorear (opcional)

1. Mezclamos la maizena con 1o0 ml de leche hasta que quede totalmente integrada. Reservamos

2. Calentamos el resto de la leche con la nata sin dejar que hierva y lo añadimos removiendo bien a la mezcla anterior.

3. Hacemos un almíbar. Ponemos a hervir el agua con el azúcar y la vaina de vainilla abierta o en su defecto la esencia de vainilla. Cuando rompa a hervir apagamos el fuego.

4. Incorporamos poco a poco el almíbar ( sin la vaina de vainilla) a la mezcla anterior sin dejar de remover  hasta que quede totalmente integrado. Dejamos enfriar hasta que se temple.

5. Añadimos, por último, las yemas de huevo y mezclamos bien. Reservamos.

6. Precalentamos el horno a 200g.

7. Forramos los moldes  con la masa de hojaldre. Para ello engrasamos los moldes con mantequilla y cortamos círculos con un cortapastas. Los adaptamos a los moldes presionando con los dedos para que queden bien pegados a la base y a las paredes.

8. Rellenamos 3/4 partes de los hojaldres con la crema que tenemos reservada.

9. Horneamos unos 15 minutos hasta que se doren. Dejamos enfriar unos minutos, desmoldamos y los dejamos acabar de enfriar sobre una rejilla. 

 ¡A disfrutarlos!

TIPS: Están deliciosos templaditos con el café o el té de la tarde..

Deja un comentario